Patidifuso.

Quedó de una pieza, quedó perpleja... No halló más que hacer que prepararse un té para calmar la angustia y el odio. Mientras trataba de entrar en calma, empezó a dar vueltas en su cuarto, imaginando que era ese mismo en la casa de sus padres. Imaginó las paredes rayadas, las fechas importantes escritas con... Seguir leyendo →

Anuncios

Ziploc

Cornelia vuelve a encerrarse en sí misma. Dejó sus jeans rotos, sus jerseys tejidos y sus sombreros. Cornelia ahora viste de paño y Dril, le ha dado un giro a su personaje. La puta azul es más decente, más enigmática, más misteriosa. Si bien ella no sabía lo qur sucedería, optó por arriesgarse, sin contemplar... Seguir leyendo →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: