El verdadero origen de las habas

Un día en la cocina mirando las habas que irían en la sopa, se me ocurrió una historia sobre su origen:

 

En un peculiar campo de granos, andaban muy campantes el señor y la señora arveja, estaban recién casados, y con ganas de tener un bebé. Mientras paseaban tranquilamente, se cruza por su camino, un frijol soltero, guapetón él, y capturo la mirada de la señora arveja, se puede decir que fue un amor a primera vista, en el caso de la señora, un re-enamoramiento.Imagen

Llegando a casa, la pareja de arvejas, se dedicaron a cuidar el matrimonio. Pasaron los días, y la señora arveja aún no quedaba embarazada, ellos pensaron que aún no era tiempo de cosecha, así que esperaron. Mientras tanto, el señor arveja decidió ir de viaje a visitar a sus padres. El hogar quedo solo, la señora arveja quiso tomar aire fresco, y cerca a la regadera estaba ubicado muy sensualmente el frijol. Sus miradas se cruzaron, y no lo pudieron evitar, se dejaron llevar por el momento, y empezaron a tener una aventurilla. 

A los pocos días volvió el señor arveja, a continuar con sus planes de procrear, pero su pareja le tenía una sorpresa, ya tenía unos diitas de gestación, la emoción fue tanta que el señor arveja adaptó el nuevo palo para que al momento de su germinación no tuviera problemas. Pero lo que el señor arveja ignoraba, era que su primogénito, no era de su misma sabia, no no no, era del frijol soltero. 

Al momento de germinar, la señora arveja había ignorado el hecho de que las sabias se habían mezclado, y que se podía crear algo nuevo. Y efectivamente, eso sucedió, las vainas eran de un verde más oscuro, el tallo era mucho más grueso, todo lo contrario a la familia de las arvejas, y tampoco era similar al frijol.

Cuando abrieron la vaina para ver a la criaturilla, o sorpresa, era oblonga, aplastada, blanquecina y tenía un palito negro pegado a la cabeza.

El señor arveja supuso que su pareja tomó algún fertilizante de dudosa procedencia y que a eso se debía esta “mutación” cómo el lo llamó. Decidieron nombrar a este nuevo ser como “Haba” y el frijol fue su padrino.

El secreto de la señora arveja siguió sin ser revelado, y su aventura con el frijol, aún continúa.

Anuncios

2 comentarios sobre “El verdadero origen de las habas

Agrega el tuyo

  1. Nunca me hubiese imaginado que la historia del origen de las habas albergaría tanta pasión. Parece que tendré que hacer a un lado mis principios éticos cuando se trate de habas, ya que le estaré siempre agradecida al frijol que se cruzó en el camino del matrimonio arveja, y a la infidelidad de la señora que permitieron la concepción de tan sabroso y nutritivo alimento 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: