¿¿??

Escuchar a Natalia Lafourcade, mientras escribo, que buen terapia.

Generalmente escribo cuando me dejo invadir por las emociones. Hoy intento hacerlo sin ellas. Se siente raro, pero provoca cierto placer.

Continuo con mis incoherencias, pero no puedo hacer nada contra ello, creo que es mi estilo. Al caso. En estos instantes, deseo ir a tomar un café para ponerme al 100. Una vez más trasnocharé. Creo que dormir, dejó ser parte de mi rutina, es extraño, solo queda por esperar.

Oh!!, no puede ser, zaz!!, me dejé invadir, recorcholis, bueno, continuaré, y que salga lo que salga. He perdido seguridad, ya no puedo escribir tranquilamente, ahora medito cada palabra. No tengo ni la más mínima idea de lo que está pasando.

Estúpido tiempo, tu conoces la respuesta, pero aún no me la darás, fresco, yo soy muy paciente, espero no acabes con esa virtud que me corresponde.

Se me acabaron las palabras, tal vez otro día vuelva, cuando otra energía fluya por mí y transmita una vibra más intensa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: