Un Post más para un curioso personaje.

En clase de expresión literaria me encuentro, escuchando un relato sobre un municipio de Cundinamarca, creo que es Tenjo.

Al caso estoy a punto de quedarme dormida, me dedico a dibujar y a escribir, para no pasar vergüenza en clase.

Bombillos de luz neón blanca, un tablero con manchas, un televisor proyectando las diapositivas del relato, y un fósil viviente hablando.

Creo que las palabras de Ruth Kattia empezaron a tomar cuerpo, y se tornan interesantes. (Breve pausa, 2 minutos)

(Fin pausa) Continúo; se me pasan numerosos pensamientos por mi cabeza, como los trabajos de la universidad, planes para semana santa, amigos del pueblo, Claudia, Vivian, compañeros de materias varias, liquidación… tantas cosas.

Escribí nombres propios, lo hice intencional, tengo muchas cosas reprimidas, y por este blog, me libero.

Empezaré hablando de Claudia, un poco intensa, que digo un poco, demasiado, alcancé a sentirme acosada, pero creo que ha pasado.

Es curiosa la historia con ella, ya que era la persona perfecta para aplicar lo siguiente “Obligarme a querer a alguien que me quiere”, difícil, muy difícil, de hecho no lo logré, va contra mi naturaleza, lo gracioso es que hice todo lo que no que quería pero que me hicieron a mi con ella, es decir, me desquité con alguien inocente por un golpe recibido anteriormente.

Me siento tan terrible pero fresca a la vez, es una sensación de culpabilidad deliciosa. Creo que la dañe horriblemente, tanto así, que muy posiblemente se obsesionó conmigo, y tuve que soportarla varias semanas.

El karma que estoy cargando ahora, es muy pesado, una a una me está cobrando las embarradas que le hice a esa mujer. Y me tiene preparado algo más que me dejará a paz y salvo con el cosmos, debo temer a ello.

Pero no hay regreso, el daño está hecho.

Y Vivian, un curioso personaje, con una vibra demasiado inestable, pero me atrevo a decir que seductora. Se me presentan demasiados interrogantes cuando hablo con ella, un sinnúmero de dudas, que no dejan que mi cabeza esté en paz, me dedico a ignorarlos, de vez en cuando sale alguno a flote, y aparentemente obtiene una respuesta, pero nacen más.

A Vivian, la conocí antes de Claudia, fue a inicios de noviembre, si no estoy mal fue el 5 de noviembre cuando nos vimos por primera vez, lo recuerdo porque fue el cumpleaños de un buen amigo mío.

Andanzas por el centro comercial plaza imperial, panamericana, av. ciudad de cali hacia el sur, llegando a su casa, una charla amena en el parque del barrio, una pipa improvisada en origami, una seca despedida.

Taxi para llegar al museo nacional a tiempo, mensaje indicando 30 minutos de tardanza, lectura de poesía en mi lugar favorito, escribiendo un nuevo post, una cara sonriente dirigiéndose a mi, una caminata por la carrera 7 hasta las aguas, bajando por la calle 13, entrando a un mc donalds. Viaje en transmilenio, silencio por mi parte. Fin del segundo encuentro.

Viaje de Sibaté a Suba, andanzas por panamericana, camianta por av. ciudad de cali hacia el sur, musica de cerati a full volume, incomidad en mi garganta a causa de la gripa, palitos y bolitas para enseñar a dibujar, escrito en mi brazo, beso en la osucridad, pequeño abrazo, tomo taxi, y fin del tercer encuentro.

Después de 1 mes, trabajando en el centro internacional, viaje a boita, taxi a la biblioteca Virgilio Barco, pensamientos inestables pasando por mi cabeza, palabra amiga de por medio, incertidumbre, mal genio, sumisa y conformista mi actitud esa noche. Caida con estilo junto a la carrilera del tren, capuchino y mocaccino, abrazo en la av. 30, transmilenio hasta san martín, me despido como si nada. Fin del 4 encuentro.

Días después, curioso mensaje, invitando a una amistad, llamada a una reunión social, alcohol, tabaco, asado de por medio, su rostro frente al mío, arrepentimiento de haber ido, me marcho a las 6 am, fin del último encuentro en el año 2012.

Tengo buena retentiva para ciertas cosas, y tu eres una de ellas.

En el 2013, breve conversación por mns, una que otra llamada, primer encuentro del año, un día antes de mi paga, 24 de febrero, los días domingo y viernes quedaron marcados en el calendario, desde esa fecha hasta ahora, nos vemos cada semana. Fin con posible continuación de encuentros en este año.

(No describo mis emociones al final, en otro post lo haré)

…Hasta otro post…u

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: