Sueño inconcluso, julio 18 de 2011, 3:43 pm

Sueño que estoy en un campo con  pinos, robles y cerezos

el suelo está lleno de tréboles y narcisos blancos.

el cielo es tan azul y claro que casi se puede contemplar a Dios

 

hay un lago claro y cristalino, donde puedo ver mi rostro,

el cual estaba lleno de amargura, frialdad y dureza

pero refleja todo lo contrario,

en mi rostro hay felicidad, paz, armonía y cariño.

 

sigo caminando a través de mi sueño, y me encuentro con un pequeño puente

y al otro lado de el,veo un rostro muy familiar,

cuando me acerco detallo a aquella conocida pero no logro saber quien es

esta persona al ver que la desconozco se marcha, corre tan rápido y se va tan lejos,

que su imagen se desvanece en el profundo bosque.

 

me resigne a ir a buscarla, en este sueño no mandaba yo.

un poco más tarde encuentro el río que desemboca en el lago, y hay una pequeña fuente

la cual está bañanada por una monumental cascada

invadiéndome la curiosidad por saber que hay detrás de esta cascada

tomo una bocanada de aire y la atravieso,

hay una cueva con una pequeña luz al final y con un singular olor tan suave y delicioso,

pero en lo que disfrutaba, alguien cubre mis ojos con un trapo

me da una vuelta  y me abraza, aun sin ver, yo ya sabia quien era, o estaba casi segura

ese abrazo y esa respiración junto a mi oreja eran muy familiares,

pero cuando aquella persona pe descubre los ojos, mi mente se borra y la intriga aparece

y al ver que una vez mas no la reconocí, hulle de nuevo.

 

intentando seguir a aquella persona sali de la cueva

y me detube al ver la playa más hermosa,

el agua del mar se juntaba con las del río,

la brisa era suave y fresca, y el sol estaba oculto tras unas nubes

 

camine a la orilla contemplando el paisaje,

y el tiempo paso, estaba a punto de oscurecer, así que me senté a observar el ocaso

y mientras miraba como se escondía el sol, y como salia la luna

mis ojos son cubiertos una vez mas, pero con un pañuelo de seda, tejido a mano

y esta vez con una fragancia olor canela con vainilla que me hipnotiza

mi mente ya sabia quien era, pero para evitar que se fuera otra vez

decidí dejarme la venda, no deje que me la quitara

 

le dije que se acercara a mi,

con mis manos en su rostro halle su oreja

me acerco y le susurro: ya se quien eres

eres esa persona que me quita el aliento cuando la veo

eres quien me hace temblar

eres a quien mas quiero

pero se que si me destapo los ojos no te reconoceré

así que estaré vendada y tu seras mi guía

 

después de esto, el tomo mi mano, y me quito la venda y por miedo

a desconocerlo, cerré los ojos y sujetando su mano,

algo hace que mis ojos se abran, y cuando los abro

me encuentro acostada en mi habitación

sola sin nadie a mi lado

 

y ahora cada vez que voy adormir

lo hago con la esperanza de encontrarlo en mis sueños

pero no ha pasado

y esto me demuestra que los sueños mas bonitos no se repiten

y son los quemas rápido se olvidan, por eso lo escribo.

18 de Julio de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: