CRISIS

Tiempo sin escribir en mi apreciado blog…

…Mi único medio para escapar de la realidad.

 

He perdido la gracia, la chispa,
he perdido ese algo que me identifica.
Ya no siento la misma energía,
siento que soy alguien más.

Me estoy volviendo del común
ahora me mezclo con la multitud
y no me importa.

Antes, al ir en una maraña de personas, sentía que sobresalía por algo, me sentía diferente. Ya no, ya no es así, algo pasó con esa simpática característica de mi, será que se escondió, o se fue, o tal vez me la robaron.

No se que pasó, no se, no se.

Tengo la cabeza hecha un nudo, no me puedo centrar en una sola cosa, mi mente se ha vuelto muy dispersa.

Desconozco lo que quiero, creo que estoy perdida en este mundo de grandes, tal vez no estoy preparada para crecer, al parecer me quedé estancada en esa muchacha de 17 años que solo pensaba en dibujar y estudiar.

Ahora, dos años más tarde me preocupo por la opinión de mi madre, me cuido de posibles ataques por la espalda. Pienso en la misma persona todo el tiempo, me martirizo con los recuerdos y con las palabras de ella. No soy capaz de dejarla a un lado.

Ella… ella puede ser una de las causas de mi malestar. No se si la quiero, o si es una maldita obsesión o capricho de adolescente rebelde. El caso es que no puedo borrar su todo de voz grave cantando “The Scientist” y “Paracaidas”, retumban en mi cabeza esas dos canciones, martillan mi pecho con cada acorde. Tampoco olvido su rostro mirándome fijamente, cuestionando todo lo que hacía o no hacía, y lo que nunca dejaré de recordar son sus palabras, dichas con tanta seguridad, pero que me dejarán siempre con esta duda: ¿Fueron sinceras?

No es correcto de mi parte negar, que viví una simpática experiencia con ella, y mientras duró (lo que para mi es una fantasía), alcancé a pensar que todo era perfecto, que tenía una posibilidad de estar con una persona encantadora y que encaja casi a la perfección conmigo. Pero no se, estoy perdida ahora, no se que quiero con ella, ni ella que quiere conmigo, nunca pude ni podré borrar ciertos pensamientos de su cabeza, que me llenan de celos e inconformidad cada vez que salen a flote.

Éste es el precio que debo pagar karma, tener la cabeza hecha un tormento, creo que no es justo, si frené lo malo a tiempo, no dejé que avanzara, qué otras deudas tengo… quiero saber, la desesperación me va a enloquecer…

Creo que tendré otra crisis… no quiero, no quiero… Ya ni mis incoherencias logran relajarme…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: