Secretos de un pueblo cascarrabias

Mi rutina nocturna: preparar un tinto, prender un cigarro y contemplar la panorámica de un pueblo cascarrabias.

Continuando con mi relato de un pueblo cascarrabias…

Pensé que no había mucho por decir, pero, resulta que si. Este pueblo que aún no pasa al siglo XXI, tiene varias intimidades que he decidido revelar.

Cuando se cree que todos duermen, aquellos que son nocturnos, salen a cometer travesuras, desde pequeños que creen ser grandes hasta viejos que viven en sus años mozos. La noche se convierte en la oportunidad perfecta para cometer actos prohibidos. Claro está, quienes hacen esto, son personas que deben cuidar su imagen y reputación, la oscuridad y los rincones más remotos se convierten en sus cómplices.

Las mujeres salen a fumar, a beber, a sentirse vivas por un momento y huir momentáneamente del ofuscamiento, los homosexuales se encuentran y comparten tertulias, ancianos que se toman unos cuantos tragos y reviven recuerdos con viejas amistades. Son como cinderellas, solo que salen a media noche y vuelven a casa a las 2 de la madrugada.

¿Pero en casa no molestan? muchos de ellos viven solos, así que no hay preocupación, y quienes viven en familia, son expertos de la mentira. Se toman cierta libertad, y respetan los límites para evitar que su engaño fracase.

Debo aclarar lo siguiente, este pueblo cascarrabias, se divide en 3 clases sociales, baja, media y alta; en 3 tipos de personas, malhabladas y peligrosas, malhabladas que creen verse bien, y bien hablados que no les importa mucho el pueblo.

Pues esta última clasificación de personas están en las clases 2 y 3, y son quienes escapan de sus “cárceles”, pero solo los fines de semana con festivo, cuando no hay efectivo ni posada para estar en esa tentativa ciudad profana.

Soy una de esas personas, mi escape es mi terraza, la cual me llama todos los sábados a la 1 de la mañana, a huir 10 minutos de mi rutina en casa con la familia.

No es que me disguste estar con mi familia, pero sentir esa conexión con lo prohibido y aquello que no es bien visto, me alborota la adrenalina, y me ayuda a vivir en calma cada domingo.

Continuo con mi relato, además de estas personas de “doble vida”, existen sitios ocultos, como Lupanares o prostíbulos, ubicados en las veredas, tiendas de drogas y alucinógenos en los barrios “calientes”, chicas prepago, hombres violadores, cantinas de mala muerte, cárceles que sirven como estadios para peleas de vagos, una plaza de toros que funciona como perrera, un alcalde que tortura perros callejeros.

Puedo decir que este pueblo es muy doble e hipócrita, que “admira” y “repudia” a esa hermosa ciudad profana…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: