Protagonizando un filme en mi cabeza

No se si a alguien más le ha pasado, pero, es curioso sentir en una acción cotidiana como si se estuviese en una película.

Pues si, eso me pasó, en una actividad tan normal como la de acompañar a mi abuela al centro de Bogotá, sentí que estaba en una filmación de la ciudad en los años 80’s. Fue extraño.

Lo cómico del asunto, es que dramaticé cada acción en mi cabeza, como si fuera la protagonista, es una “experiencia” un poco grata y divertida.

Recorrer esas estrechas calles en medio de la multitud, resultó una aventura, pues debía cuidar de mi abuela, alcancé a imaginar que alguien nos seguía, o que alguna protesta nos tomaría por sorpresa. Traté de transformar a Bogotá, como si realmente siguiera en el siglo XX, con la gente un poco más amable, las calles menos contaminadas, y las grandes edificaciones en obra negra.

Traté de revivir momentos de la juventud de mi abuela, pedí que me contara cómo era la ciudad en sus épocas, qué sitios se frecuentaban, cómo hacían para ir a los pueblos vecinos, y demás…

Y así durante todo el recorrido con mi querida dama de la tercera edad. Fue estupendo jugar con mi imaginación de esa manera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: