Anhelos, como un barco en el mar, se fue

Dicen que la primera vez siempre duele,  no se equivocan con ello.

Al inicio es un dolor placentero, después se convierte en tortura, nada dura, no existe tanta benevolencia en el universo para que eso suceda

Es inevitable hablar con una “tusa” en la cabeza y la conciencia, error mio hacerlo, pero de malas.

¿Estás bien?, me pregunta Rogelia, yo respondo: ¿Me veo bien?, pues no lo estoy, puedo ponerme mil y un máscaras para no mostrar que pensar y recordar lo que pasó con ella, aún me afecta.

También dicen que es cuestión de tiempo, pero no dicen con certeza cuanto. Dicen que el dolor no es instantáneo, que no todos reaccionan igual, y que el olvido no sucederá.

Han pasado casi 6 meses y es ahora cuando reacciono, estuve demasiado tiempo pasmada, me sorprendo.

En fin, fue muy pronto para decir en posts anteriores que la había superado, ahora me doy cuenta que no.

Ella se encargó de dejar su marca en Rogelia, la marcó, fue como si hubiese tatuado a mi conciencia.

Escribo párrafos de 2 renglones, eso es un pésimo indicio, porque significa que estoy botando muchas ideas y pensamientos escondidos y ocultos.

Mis queridos lectores, me disculpo por este post tan poco interesante, pero es la única manera en la que me puedo desahogar.

 

Hasta otro post y buena vibra….

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: