Experiencia como Candy

En posts anteriores, he hablado demasiado sobre la concepción que tengo de las niñas candies.

Pues hoym por una actividad de Psicología social, me tocó vestirme de candy, mi papel era de candy lesbiana.

En fin, fue casi una travesía el salir de mi casa, comentarios de alago, morbosos, buenos, malos…

Yo, NUNCA había usado algo rosado, y pues mi mamá al verme así, alcanzó a pensar que me iba a “rehabilitar”, osease que iba a dejar de ser lesbiana, pero yo con un gesto, le dije que eso no sucederá

En lo que estuve en el pueblo, mis viejas amistades me molestaron, haciendo mofa, porque nunca me habían visto así… Llegué a la Universidad, y la gente se quedaba viéndome queriendo decir “a esta nena la he visto, pero está como cambiada”…

Al momento de encontrarme con mis amigos, igual, me hicieron mofa, me echaron piropos los desgraciados camioneros, el tipo de los tintos se burló, un amigo de psicología, me decía que tenía un escote un poco profundo, y también se me burlo.

 

En lo personal, me gusta el vestidito rosado que tengo, es bonito, y pues lo puedo adaptar a mi pinta de artista .como dicen algunos- y la ventaja de esta pinta, es que puede mejorar mi sexoafectiva…

Hasta otro post… Y buena vibra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: