Una experiencia más

Al inicio se mostraba agradable, sencilla, compasiva, flexible, inspiraba confianza. Debo admitir que supo esconder y disfrazar su vibra. No le veía nada malo, era casi perfecta, tenía un dominio increíble de las personas. Pero, todo cambió. No, no cambió, simplemente, con el tiempo se mostró tal como es, como una persona engañosa, que lo único que le importa es su propio beneficio.

No es altruista. No conocí su vida familiar, igual nunca me importó. Pero su comportamiento público/social, es una cajita de sorpresas; nunca supe lo que me depararía estando en su ambiente.

Aunque creía que era la única que resultó perjudicada con su forma de ser, resultó que quien no se adapta a sus reglas, correría con la misma suerte que yo, incluso, le iría peor.

Tarde o temprano todo se sabe. Y creo, que lo supe a tiempo, porque hoy estaría en un callejón si salida al borde de un colapso, de no haberme enterado de sus negras intenciones.

Si, le guardo rencor, acabó mis sueños y deseos repentinos. No digo que sea la culpable, pero si fue un factor clave en mi ruina momentánea.

No escribiré su nombre tal como es (ARPÍA), así que este anagrama le dará identidad en mi post: Gelana Coras; a ti te dedico esto.

Se que nunca lo leerá, nunca se interesó realmente en mi vida, no fui elemento clave para ella. Y si lo lee, me detestará más de lo que ya lo hace.

Hasta otro post, y buena vibra…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: