Analogías__Otro post para Alena__16/10/13

Me encuentro en la Universidad Nacional, en el coservatorio, son las 07:19 pm. Estoy escuchando “Morir 3 veces” de Moenia.

Si, este es otro post para Alena.

No se si en algún momento seré capaz de escribir su verdadero nombre…

Ya he descrito varias cualidades y defecto de ella, pero de forma superficial. Esta vez seré un poco más específica.

Cada vez que la veo se dibuja en mi una sonrisa absurda en mi rostro (Ahora escucho “pálido” de Cristina y los subterráneos), como diría una amiga paisa “Tiene una cara de ponqué”.

Es que es inevitable, en cada oportunidad que tengo para verla, más y más emociones se despiertan en mi.

Alena, físicamente es delgada, su estatura es de 1.65cm, pesa aproximadamente 50-55 kg, es rubia, blanca…

Prefiero hacer analogías para describirla:

ANALOGÍAS:

  • Es delgada y frágil como las ramas de los sauces.
  • Es de cabellera rubia. No, rubia no, u cabello es color almendra, y casi casi su aroma es similar.
  • Liviana y singular cual copo de nieve, y como el mismo, su piel es blanca.

(Ahora escucho “ya no se que hacer conmigo” de El cuarteto de nos)

  • Y en esa piel blanca como el papel donde escribo estas letras, 2 manzanitas rojas decoran su rostro.
  • Oh! su rostro (suspiro), de contorno delicado, redondito casi ovalado como la boquilla de su flauta.

(Ahora escucho Jazz instrumental)

  • Como el sonido que emite su flauta cuando ella la interpreta, es su voz, suave, dulce, encantadora.
  • Además, sus labios, gruesos, rojos fresa… son tan suaves, y aunque no los he sentido sobre los míos, se que así es, pues mis mejillas lo han experimentado cada vez que nos saludamos.
  • Se que cuando tenga la oportunidad de besarle, será como pasar a una utopía y el placer será inmenso.
  • Sin embargo, tiene unos ojos tan preciosos, son verdes azulados como las hojas de los eucaliptos, con pequeños visos color avellana. Y sobre ellos posan en el borde de sus párpados unas hermosas pestañas con una pequeña curvatura al final.
  • Cejas, arqueadas, pobladas y delgadas, perfectas.
  • Nariz un poco respingada, redondita en la punta.
  • Alena tiene un cuello delicado, largo como el de un cisne, igual de suave, incluso más suave que los pétalos de un narciso.

(Ahora escucho “Rompecabezas” de Atericopelados)

  • Sigo bajando… Su torzo, su pecho, su pancita de niño somalí, sus brazos…
  • Sus brazos largos, flaquitos como los barquillos del helado, pero no son tan frágiles, pues abrazan tan fuerte y delicioso que provocan comodidad instantánea.
  • Siguen sus piernas, embrujadoras, son también delgadas, pero torneadas, además su trasero es como el de un pato, lo más de simpático.
  • Sus pies, pequeños, pero enternecedores.
  • Oh! casi olvido sus manos, de dedos largos perfectos para la música, y delicados para tomar mis mejillas cuando me ve.

En otro post continúo… Mi pulso se aceleró un poco, y he empezado a temblar, y quiero que la continuación de su descripción sea más poética y mejor elaborada.

Alena, ¿Alguien más te describiría igual?… Lo dudo.

Hasta otro post y buena vibra…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: