Intento 3 de monólogo: 1 Noche, 9 Momentos

Creí que tenía algún post en borrador, pero no es así…

Me simpatizó la historia de escribir monólogos, así que aquí va otro monólogo.

1 Noche, 9 Movimientos

ESCENA 1

LA ESCENA SE REPRODUCE EN UNA CALLE CERCANA AL CENTRO INTERNACIONAL DE BOGOTÁ. PAMELA LLEVA EL UNIFORME, UN PANTALÓN COLOR BEIGE, UNA CAMISA AMARILLA CON NARANJA, UNOS ZAPATOS CAFÉS, Y ENCIMA UNA CHAQUETA NEGRA. ADEMÁS LLEVA CONSIGO UNA MOCHILA DE VACA, CON POCAS COSAS, DE ASEO MÁS QUE TODO. EN LOS BOLSILLOS DE LA CHAQUETA CARGA: EN EL DERECHO MEDIO PAQUETE DE MUSTANG AZUL Y UN BRIQUET; EN EL IZQUIERDO EL TELÉFONO CELULAR. VA ESCUCHANDO “NOTHING COMPARES TO YOU” DE “SINEAD O’CONNOR”. VA CAMINANDO A PASO MODERADO, EN LA MANO IZQUIERDA LLEVA UN CIGARRO Y VA FUMANDO MIENTRAS DEAMBULA, EN LA OTRA MANO LLEVA MIL PESOS EN MONEDAS DE DIFERENTE DENOMINACIÓN.

PAMELA: Son las 6pm y estoy realmente agotada, hoy tuve un día duro en el trabajo, debí acomodar suministros y limpiar el punto, es realmente agotador. Me dirijo a tomar el autobus para llegar al apartamento, es temprano y a esta hora me llevan por mil pesos. (Suspiro) Ah, es inevitable no pensar tantas cosas, como ella por ejemplo, hace un buen rato quedamos en encontrarnos, pero hasta el atardecer de hoy no ha sucedido. (Dirige el cigarro a su boca, toma 2 o 3 plots y continúa) Maldita sea, por qué no pasa este bus rápido… Estoy demasiado cansada para caminar hasta la 45 y esperarlo… Diantres… (Da un par de pasos más) Ay! que maravilla por fin…

Fin escena 1.

ESCENA 2: EN EL AUTO BUS

PAMELA SACA LA MANO DERECHA LEVANTANDO EL DEDO ÍNDICE INDICANDO QUE LA LLEVEN POR MIL PESOS, BOTA EL CIGARRILLO QUE TENÍA EN LA OTRA MANO, SUBE AL BUS, PAGA Y SE SIENTA EN LA ÚLTIMA SILLA VACÍA QUE DA A LA VENTANA. APOYA SU MOCHILA EN SUS PIERNAS Y CONTINÚA ESCUCHANDO MÚSICA, AHORA ESCUCHA “CRESCENDOLLS” DE “DAFT PUNK”.

PAMELA: Definitivamente el transporte público es un asco, pero no teniendo otra alternativa, debo aceptarlo. Estoy muy agotada, mi espalda arde del dolor y mis brazos ni hablar, oh, y mis piernas deben estar con pequeños moretones, malditas canastillas, maldito empleo, maldita mi vida, maldito el amor.

Quisiera estar en mi cama ahora mismo, quisiera comer algo, pero no tengo efectivo, tengo miseros 2400 pesos en mis haberes, apenas para ir al pueblo y descansar un buen rato, afortunadamente mañana pagan.

 

SE QUEDA DORMIDA EN EL ASIENTO Y SIGUE ESCUCHANDO MÚSICA, SIN QUERER ABRE LA BOCA Y ASÍ QUEDA HASTA LLEGAR A SU DESTINO. SE DESPIERTA UN POCO DESCONCERTADA, RECONOCE EL LUGAR Y SE BAJA DEL AUTO BUS.

Fin de la escena 2.

 

ESCENA 3: MOMENTO DECISIVO

BAJA DEL AUTOBUS, CAMINA UN POCO Y LLEGA A LA PUERTA DEL EDIFICIO, DECIDE FUMAR UN PAR DE CIGARRILLOS, Y SE SIENTA EN EL ANDÉN. SACA EL TELÉFONO CELULAR, QUE RESULTA SER UN SMARTHPHONE Y SE DEDICA A CONVERSAR CON ALGUIEN VÍA E-MAIL.

PAMELA: (Bota el humo del cigarro) Wow! está conectada, será que le hablo… será que si, será que no… si, no, si, no, si, no, si, no, no, si… maldita indecisión. Le hablaré…

 

Yo: Hola, cómo estás??
Ella: Hola!! bien y tu?
Yo: Bien, cansada del trabajo pero bien.
Ella: mmmmmmmmm ya… y qué haces?
Yo: Estoy sentada frente al apto fumándome un cigarro… y tu en qué andas??
Ella: Tomándome un trago, estoy un poco estresada…
Yo: Oh, veo veo…
Ella: Oye, en fin cuándo nos veremos, cuándo piensas rescatarme?
Yo: Si quieres hoy, jajajajaja
Ella: jajajaja dale, hoy es el día perfecto para vernos.
Yo: pues si quieres ven hasta acá, porque no tengo dinero para ir hasta tu casa.
Ella: Andamos en las mismas.

(Pausa breve de 1 minuto)

Yo: Sabes qué?
Ella: Qué?
Yo: Dame 20 minutos y arranco
Ella: ok, te espero.

Fin de la conversación.

Maldita sea, qué hice, bueno, debo bañarme, depilarme, vestirme, y caminar… agh caminar a esta hora, bueno, así tendrá que ser.

(ACÁ DEJA DE DRAMATIZAR LO QUE SUCEDE, Y CAMBIA A CONTAR LA HISTORIA, A NARRARLA. YA NO ES UN SUCESO EN TIEMPO PRESENTE, PASA A SER UN EVENTO PASADO)

Y así fue, así lo hice, en 20 minutos, bajé a toda las escaleras, y me dirigí a la Av. Villavicencio, al CAI de Villa del Río, pedí que me llevaran por mil pesos, pasaron 3 buses y no me pararon. así que pagué el pasaje completo, me quedé con mil pesos para volver al apto. Recuerdo que tarde bastante tiempo en llegar, había un trancón fenomenal en la Av. Cali, pero, llegué de todas formas. Le envíe un mensaje de texto indicándole mi llegada a su casa.

Ella abrió la puerta, me invitó a seguir, nos tomamos una cerveza, y me recosté en su cama. Ella se lanzó sobre mi y comenzó a besarme, y yo le respondí de la misma forma.

Fue una noche, se me hizo eterna, pero gratificante, fueron nueve momentos.

  • Llegada.
  • Beso en la mejilla
  • Beso en los labios
  • Reconocimiento
  • Abrazo
  • Desaparición momentánea de lo que estorba
  • Arañas caminando por las espaldas
  • Seda rosando la piel
  • Dulces sueños…

Nueve momentos que marcaron a Rogelia, y que no se pueden borrar de mi cabeza.

No me arrepiento de ello, fui masoquista, y lo disfruté.

Como diría una famosa escritora: Todo está bien, perfectamente bien. (Katherine Mansfield)

El mundo es excesivamente hermoso, pero a veces es un infierno terrenal (Nin & Mansfield, 2013)

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Y si, ese fue mi intento número 3 de monólogo… Hasta otro post y buena vibra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: