Todo es bien… F&M

Todo es bien Meka… le decía el a ella.

La historia de Meka empieza, si la memoria no me falla 8 años atrás, donde conoce a quien es hoy en día el hombre a quien más a amado, un amigo, conocido, payaso, ebrio que la enamoró, pero que, por azares y vueltas de la vida terminó convirtiéndola en su plato de segunda mesa, aún sabiendo el gran “amor” que ella sentía. 8 Años de intermitencia, risas y llantos, dudas, respuestas, sinsabores y amarguras.

Hace tan solo 6 meses, uno de sus amores pasajeros, vuelve, y hace estragos en su vida, dejándola llena de incertidumbre y gana, desprecio y rencor. Sufre la separación de una parte de su ser, un pasaje amargo que esperaba dejar olvidado y no volver a retomar.

Por esas épocas, un sujeto aparece en su vida, ya no como un simple conocido, sino como algo más, un sujeto que toma el lugar de su mejor amiga y cumple con esa labor, y unas extra.

Una persona, que jura amar a otra, miente, siempre miente, y más cuando tiene a alguien más a quien dice las mismas palabras, y con quien comete los mismos actos. Este sujeto, que se hace pasar por alguien moralista, responsable y dedicado, resulta estar lleno de hipocresía, y, al igual que el amor de su vida, la toma como un yoyo, con la pequeña diferencia, que el primero, no fue siempre mentira.

Palabras bonitas para asegurar un rato formidable en la cama, y calmar los efectos del jugo de borojó, ya que el agua fría no era de su agrado. Un trofeo para mostrar, el premio a enseñar a sus rivales y sentirse como el rey. Y pues lo es, es un rey, nadie se lo discute, un rey joven, y como todo buen gobernante, ya se imaginarán.

Meka se ha visto como el pastelito prohibido que todos aquellos que la conocen quieren probar, pasan las trampas, y las usan en su contra, llegar a su lado sensible, es caminar por la cuerda floja, pero lo hacen, como un caballero que pasa todos los obstáculos para matar al dragón, que lo único que hace es cuidar un tesoro.

Meka, como bien lo dijo el flaco, no siempre lloverá, en algún momento se hará clarito y saldrá el sol. Hay muchos tragos amargos, y ella más que nadie lo sabe, pero el sabor dulce y refrescante de aquellas experiencias y victorias, son mucho mejor y los deshacen.

Yo, sin más que contar brevemente estaa historia, termino con esto:

Hasta otro post, y todo está bien, perfectamente bien. Buena vibra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: