Diciembre 17 de 2014

Ella mira al horizonte.
Mira y trata de ver su futuro.
Trata de focalizar en
el cielo nublado, el porvenir.
Un porvenir que resulta lejano para ella.
Ella tiene 20 años.
20 Años que la vida le ha
regalado para aprovecharlos
al límite.
Límites, límites hay en su haber,
en su conciencia, en su alma.
El alma escapa de su ser, escapa
para buscar motivos.
Motivos que expliquen el por qué de su existencia.
Una existencia que en los últimos
años le ha pesado.
Pesan en su conciencia, pesan en la razón, pesan en su cabeza.
Una cabeza que a veces prefiere no usar, y opta por adornar y cubrir con simpáticos
sombreros.
Sombreros que cubren su rostro, cubren sus ojos.
Ojos que al verlos, muchos dicen que se puede ver su interior, pueden decir lo que
piensa, si es que lo hace con frecuencia.
Ella soy yo, ella es un ente más de este mundo superficial, de este mundo lleno de
marionetas.
Marioneta!!, es lo que ella no quiere, lo yo no quiero ser, por eso miro al horizonte,
buscando un futuro, buscando un porvenir que para mi
quiere verse lejano.
Lejano para mi, lejano para mi haber, para mi ser, para mi razón, para mi alma, para mi
conciencia, para todo lo que soy yo y me define.

Hasta otro post y buena vibra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: