La Puta azul

Salí del reservado buscando un poco de tranquilidad en esta ciudad tan contaminada, me fumé un par de cigarrillos mientras caminaba por toda la Av. circunvalar en dirección al sur… Mientras llegaba a la calle 45, me dediqué a pensar qué sería recuperar mi vida… Me refería a dejar el reservado y trabajar sin usar mi cuerpo de esa manera.

Cuando llegué a la carrera séptima con calle 45, full universidad pontific… pude detallar a unas chicas bastante desagradables, vestían minifaldas de jean viejo rasgado con cuchilla minora, unas mallas rotas como las de envolver naranjas, unas botas en cuerina peladas, y un bustié o corpiño blanco bastante sucio… Su maquillaje era bastante extravagante, parecía que hubiesen salido del circo más paupérrimo de la ciudad.

Yo no es que estuviera muy decente, de hecho salí con unos jeans rotos, una camiseta negra y una chaqueta de algodón… tenía los ojos hinchados, no llevaba maquillaje, mis pelucas las dejé en el trabajo, salí con un gorrito de lana y una bufanda que tejió mi madre para mi antes de irme de casa.

Cuando me las crucé, las desgraciadas se acercan a mi, queriendo obtener algo,  y no precisamente sexo o dinero… Querían atacarme, querían fusilarme… Sabían quién era yo… sabían de mi existencia…

Una de ellas me dice que esa zona ya está ocupada, que yo no debía hacer nada allí… Simplemente seguí mi rumbo… ella no me dejó marchar tan campante… Me prohibieron seguir bajando por la soledad y por el parque nacional… Esa era su zona… la mía iba de la 60 para arriba, debía volver a mi resguardo.

Yo les expliqué que no era día de trabajo para mi, y que si era por los clientes, yo no se los iba a quitar pues ya tenía los míos perfectamente escogidos… Y en menos de terminar eso último pegué un pique de padre y señor mío que en 30 segundos estaba en el park way.

Caminé por toda la 28 y quise encontrar a ese viejo amor que siempre soñé… No lo hallé… nunca estuvo allí, así que tomé un taxi y me dirigí a Suba… Llegué a la Av. Cali con calle 132, full costa azul y Aures… ya eran las 3am, y yo me hallaba en el pastal de toda esa esquina, esperando una señal de algún perro rabioso o juguetón… Fumé 5 o 7 cigarrillos en 30 minutos… Ese día fumé 3 paquetes de cigarrillos, uno de de Mustang Azul, uno de Mustang Negro, medio de Malboro Rojo y medio de JET… tenía bastante nicotina en mi cabeza, en mi corazón, en mis pulmones… Pero esa noche presenté tanta ansiedad que no me importó el dolor que sentía… me refiero al dolor físico.

Cuando menos lo esperé, terminé en una ambulancia camino al hospital de suba… Un residente de aquel lugar se asustó al verme inconsciente y llamó a pedir ayuda.

En esta camilla, me doy cuenta que los únicos que tal ve me extrañen son Argemiro, Robert, Rigoberto, Julio, Antonio o tal vez Cordobita… mis clientes frecuentes que se deshacen en breve cuando se enteran de mi día de descanso… cuando ven que no estoy para satisfacerlos.

Ahora, respondo mi pregunta del inicio… Si salgo del reservado, perdería a los únicos seres que de una u otra forma se interesan por mi y les preocupo. Acá, en esta sala de observación, conectada a una bala de oxígeno, amarrada a la cama por querer fumarme un cigarrillo, me doy cuenta que perdí mi identidad… Solo me conocen como Lupe… Rogelia, Federica, o Paulline, depende el idiota que quiera pagarme…

No logro recordar mi verdadero nombre… Solo me hago llamar la Puta resentida… La Puta azul…

Hasta otro post y buena vibra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: