Recuerdo mi primera y única salida a escena como si hubiese sido ayer…
Los nervios, la tensión, me sudaban las manos, el pulso lo tenía a mil, las ganas de tener una copa de vino en la mano y en la otra un cigarrillo para calmar las ansias…

Eso ahora resulta tan tierno y dulce para mi, que no tiene punto de comparación con lo que me llega a suceder hoy…

Ahora existe una cantidad de emociones encontradas y arrebatadas queriendo salir al tiempo que logran descompensarme de la manera más atroz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: