Me permite usted…

Me permite usted…

Me permite usted tejer con su larga cabellera una corona.
Si, una corona para adornar sus sienes y su coronilla.

Me permite usted tomar sus manos y sentirlas.
Si, sentirlas, así sabré que tipo de caricias desean.

Me permite usted susurrarle al oído y sentir.
Si, susurrar y sentir. Susurrar en su oído como excusa para sentir su olor
también para sentir si se logra estremecer con el tono de mi voz.

Me permite usted cambiarle el nombre.
Si, cambiarle el nombre en cada encuentro, así cada momento con usted será
totalmente nuevo e interesante.

Me permite usted preparar su café de media tarde.
Si, el café de media tarde… Es que sólo yo se cómo le gusta a usted.

Me permite usted besar sus hoyuelos.
Si, besar sus hoyuelos, porque es un capricho que tengo.

Me permite usted acariciar su rostro y su cuello.
Si, su rostro y su cuello, me atraen y me seducen.

Me permite usted interrumpir sus palabras vacías.
Si, vacías, solas, faltas de compañía.

Me permite callarle la boca con un argumento.
Si, este es mi argumento… No dije que serían palabras.

Me permite usted repetir mi argumento…
Si, repetirlo, para dejar en claro como me gusta argumentar y callar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: