Sueño… sólo eso… un mal sueño

Una vez más Anastacia me reprocha: “Te dije que siempre hay alguien que crea en ese loco y ciego sentimiento, y que a causa de ello tu saldrías lastimada”.

La odié profundamente en ese momento. Si, hay personas que creen en que ese sentimiento con forma de pompas de bebé rojas, existe…

Es más yo creo en él, si, yo no dudo de su existencia… de hecho considero que es la mejor estrategia de marketing, y la excusa perfecta para satisfacer una de las necesidades básicas del ser humano.

Pero, mi concepción cambió el día que alguien irrumpió en mi camino…

Yo me dirigía muy plácidamente a mi trabajo, aquel día en mis citas de la tarde-noche estaba gengibre, lo cual significaba que habría café de por medio.  Andaba yo, con una enorme sonrisa, iba con mi música a full volumen, y marcaba el ritmo con mi andar, estaba regia.

Hasta que en el café junto al reservado, la vi.

Vi una sonrisa radiante, no tanto como la mía, pero estaba hermosa…

…Decidí, entrar a este sitio -en el tiempo que llevaba de prostituta, no había entrado- sentarme en la barra, y mirarla, detallarla… iniciar un pequeño juego de miradas y por q no, un juego de seducción.

Pues no funcionó, su mirada era demasiado inocente para prestarse a mi juego. Si, inocente. Es extraño ver a estas personas, son algo así como criaturas en vía de extinción, que deben estar en una reserva para que nada las toque…

En fin, desde la barra, sólo me dediqué a mirarle, a sonreír, y a invitarle un café, que me recibió con gusto, hasta que, de un momento a otro llega una cazadora furtiva que la tiene secuestrada… Perdón, quiero decir su pareja. Si, la chica al igual que yo, es del gremio, pero con un defecto, novia.

Para mi no fue impedimento, aún así, le invité el café… Tiempo después, todos los días, la empecé a ver en aquel café, y yo, antes de entrar a mi adorable rutina, comencé a tomar un americano antes del trabajo, sólo por verla a ella.

No se que me atraía más, si su mirada llena de ingenuidad, o su sonrisa llena de picardía. Pero había algo que me fascinaba de ella.

De un momento a otro, en el trabajo, con mi “lindo” uniforme, me doy una bocanada de nicotina y tomo un par de copas de vino, mientras espero a mi primer cliente…

Me recuesto en la cama, acomodando la posición favorita de muchos… cierro los ojos, y al abrirlos, ella entra a mi habitación, llevaba su cabello recogido, dejando ver su cuello, su largo cuello… entra con una sonrisa enorme y sus ojos ya no solo transmitían inocencia, ahora ardían en llamas… había llorado, pero trataba de ocultarlo bajo esos dientes blancos q deslumbraban.

Ella, lo único que hizo fue quitarse el jersey que llevaba, dejó sus zapatos a un lado y se acostó a mi lado, tomó mi boca y la uso. Depositó en ella la amargura de muchos días, dejó en ella su dolor, y sin quererlo la contagió de un deseo casi pasional por ser querida en algún mundo.

Después, toma mis brazos y los entrelaza en su torax y caderas, y me pide que no la suelte, que me quede allí, sin hablar, que sólo esté ahí.

Cuando ella, se queda dormida en mis brazos y yo intento soltarla, suena la puerta avisándome que mi próxima cita llegó… y que debo abrir los ojos y volver a mi rutina.

Anastasia al oír esta historia, sólo me dice:

“Ahora quieres de nuevo tu corazón frío, quieres congelar tu ser… pero te digo algo, si lo haces, así se quedará, y te advierto que te vas a arrepentir, porque esto se descompone, se pudre y no vuelve a retoñar… Tu verás”

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hasta otro post y buena vibra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: