Máscara

Me embriagué con el tinto más barato que encontré,
fumé lo que tenía en mis bolsillos,
me armé de cobardía, me llené de impaciencia.FB_IMG_1440790364340

Saqué la máscara cubierta de polvo, de telarañas,
de odios y amarguras.
Me la puse, y me quemó el alma.
Me la puse, y quemé su interior.

Saqué la máscara del asesino, llena de lágrimas,
desventuras y heridas.
Me la puse, y me corté la boca.
Me la puse, y rompí su ser.

Me las quité, y me arden las manos, me arde la cara.
No tengo norte, no tengo sur… No hay puntos cardinales que me indiquen a dónde ir.

Me las quité y tengo una cicatriz en las palmas.
Me las quité y tengo un vacío en la mirada.

No tengo cómo sanarlas, no tengo cómo pasmar el dolor.

Tengo el hilo y la aguja para cocer lo que rompí en su haber.
Tengo las manitas heridas, pero aún así pueden remediarlo.
Tengo el pecho lleno de curitas, lleno de cicatrices, unas nuevas, otras viejas.

Tengo los ojos hinchados por el humo, la boca seca por el tinto…

y el alma y la conciencia triste por ella.

Hasta otro post y buena vibra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: