-SIN TÍTULO-

Hoy usted mi querido lector no verá una recomendación, tampoco se verá enfrentado a una crítica o tal vez a otro incoherente fragmento de diario.

No. Sencillamente, se tendrá que conformar -a menos claro que no lo lea, o deje un comentario que indique que está inconforme- con otro tipo de post, uno que hace mucho no uso.

_____________________________________________________

Oh que bonita noche llena de cosas brillantes -no son precisamente astros- en el cielo despejado… Oh que bonito fin de año donde los días son soleados -a punto de quemar a cualquiera que salga a causa del fenómeno del niño- y noches un poco -p…tamente- frías… Todos parecen estar muy muy muy felices -me enferma tanta superficialidad- y ahora empiezan a sacar las cosas buenas del año y pretenden dejar atrás las malas, se centran en un optimismo efímero donde creen que el siguiente año vendrá lleno de cosas buenas -como malas, tal vez pésimas- y quieren que todo sea paz y amor, y contagiar tanta estupidez. Para saber que al final, muchos no crecen como seres humanos, se quedan en la monotonía, y se conforman con un poco de dinero extra en su cheque quincenal.

Esta realidad resulta un poco tomentosa, y no, no me refiero a que sea una realidad general… de hecho no voy muy lejos, es la realidad de mi simpática familia -incluyo toooooooodo el círculo familiar- es la realidad de muchos compañeros, amigos, compinches y conocidos.

Me provoca vomitar encima de tanta basura, de tantas ilusiones falsas, banales y carentes de visión. No critico en si su buena energía, pero se centran en la fachada, eso es lo que más me aturde.

Pero, como muchos “incomprendidos”, sarcásticos, antisociales, irónicos, o simplemente sujetos con un poco más de cerebro, como yo,  que no nos gusta tragar entero -por aquello de atascarse-, me gusta crear realidades alternas a esta que resulta un poco asfixiante.

Tengo un mundo donde tengo lo necesario para sobrevivir por breves momentos: cigarrillos, café, libros, bitácora, esfero, música y una mesita con una silla para ver pasar el tiempo le e e e e e e e e entamente.

Y tengo otro -con un pasadizo al anterior- donde además de tener mis elementos de supervivencia, tengo una persona que me ayuda a desconectarme.

No quiero profundizar mucho por ahora, no tengo certeza de lo que pueda suceder con ella, tampoco quiero tenerla. Por ahora, puedo afirmar que vivo mi propio chick flick…

Y estos fantasiosos mundos me han ayudado a ser falta de cordura y relajarme… son algo así como una droga, que me aparta de tal contaminación y falsedad.

He llegado a un punto donde me inyecto y me pierdo, me aíslo para no tener que presenciar tanta idiotez junta… Aunque siempre llega un momento donde se debe reaccionar y fingir que todo está bien, perfectamente bien -como diría la queridísima Katherine Mansfield a su amante Anaïs-.

Sólo quiero que las jeringas y la dosis no se acaben… pero bien se que no son infinitas.

Anuncios

Un comentario sobre “-SIN TÍTULO-

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: