Yo también tengo mi ruta del café

Así es, yo también tengo mi ruta del café, y si, queda en Bogotá.

asta donde tengo entendido no representa ningún delito tener una ruta propia, y tampoco lo es compartirla con ustedes mis queridos lectores.

Antes de que empiecen a emitir sus acostumbrados juicios de valor, y se predispongan, quiero dejar en claridad que estos cafeses quedan ubicados en la localidad de a candelaria. Partiendo de esto, si sumerce’ es de esos que no gustan del centro bogotano, permítame indicarle que en la esquina superior derecha de su pantalla hay un hermoso botoncillo con una equis que puede oprimir si no quiere saber más del tema. Pero, si esta breve y tal vez poco seductora introducción ha sido de su agrado y lo considera un abrebocas, entonces le sugiero que continúe con la lectura.

No ordeno los cafeses por ubicación, mi clasificación se limita a encanto, seducción, sabor y comodidad.

Sin más rodeos comenzaré mi descripción, y empezaré desde el cafecillo más simpático, hasta aquel que en lo personal es casi un orgasmo.

  1. Pastelería Francesa: 
    Pastelería francesa queda ubicado sobre la calle 12c con carrera 3°, diagonal a la sede H de la CUN. Es un café acogedor, simpático, con un ambiente propio para tomar un breve descanso o una pequeña charla. En lo que a tinto o americano se refiere puede gustarle, ya que es de sabor suave, no muy cargado pero tampoco insípido, así que para mojar la palabra está bien.
    Si sumerce es de esos que gusta ir solito y no quiere hablar con nadie, puede sentirse tranquilo, porque lo acompañará la simpática música de momento o tal vez del género que más simpatice a la persona que esté de momento prestando el servicio. Además, en lo personal, puede acompañar su bebida con un delicioso postre. Mi recomendado es el cheescake de frutos rojos o amarillos, este tiene el punto preciso de azúcar que no le generará ganas de tomar agua en cantidad ni tampoco la sensación de echarle azúcar para que sepa a algo. Pero, no se preocupe, no solo sirven café negro, tienen una variedad de bebidas a base de café que usted puede degustar, y si no tolera el café, le ofrecen una práctica carta para que elija lo que más se ajuste a su paladar.
  2. La Peluquería:
    Está ubicada sobre la carrera 3° con calle 12d… La identifica con un pequeño letrero en la parte superior de la puerta que dice “la peluquería”.
    De peluquería tiene sólo un ambiente. Ah si, son varios ambientes los que usted puede disfrutar acá. Si no estoy mal son 6:

Ambiente 1: Sala
Le llamo sala porque es lo que parece, es un espacio tal cual a una sala de estar, tiene en su haber un sofá y 2 sillones, con una pequeña mesita de centro para acomodar de manera titina el pedido. Es como dirían las abuelas muy “cuco”.

Ambiente 2: Dormitorio
Estoy empezando a creer que ustedes piensan que describo una casa, pues algo así es la peluquería, pero pues no lo es, en lo que avanzan en la lectura lo notarán. En fin, este “dormitorio” es una cama semidoble con conjicillos y nocheros. Si sumerce va en plan de enamorado puede recurrir a esta zona, tal vez imaginar como sería su “vida de pareja” con lo que tiene al lado. Pero si va solo, lo mejor es que se ubique allí, sería muy deprimente… Y pasaría por amargado así que no sería lindo.

Ambiente 3: Comedor
El comedor tiene a su disposición 3 comedores con puestos para 4 y 6 personas, son mesas y sillas sencillas sin mucha vaina, simples, para lo que es. Adornados con manteles estilo picnic y canastillas para pan en el centro acompañadas de un florero pequeño con un clavel o una rosa en él.

Ambiente 4: Barra
No necesita explicación realmente, creo que se sobreentiende, tal vez lo único que agrego es que si usted cree que la comida es amor, aléjese de allí porque la pastelería se exhibe allí y también verá como se prepara todo, así que pues, si está a dieta mejor recurra a los demás ambientes. Y si le gusta estar solo y no necesita sentir que la comida es su amigo o enemigo, siéntese allí.

Ambiente 5: Bar
Parece un bar, y bueno, tal vez lo sea, en lo personal es un ambiente más, pero tiene todo para serlo. También hay una barra y más sillones para que usted pueda acomodar su talento allí. Es el espacio ideal para tomar un trago o una copa con sus amigos o con su amigo imaginario.

Ambiente 6: La peluquería
Siendo este el ambiente que da nombre al café, encuentra usted una silla de peluquero con secador incorporado en ella, no se bien cuál sea su nombre, tampoco me afano por indagarlo. Tiene todo lo necesario para que sumerce se haga un corte de pelo alternativo, nuevo o clásico, eso si, no hay espejos, su look lo decide la persona quien le cortará el cabello.

El servicio es bueno, cálido, atractivo tal vez, y el café, bueno, acá puede ser exigente, porque corre el riesgo de salir con taquicardia de allí. Es rico, pero tenga cuidado, que pueden darle un café quemado si le ven cara de ingenuo, y por si las moscas mire la carta primero, no va y sea al pedir un americano se lo cobren como espresso y puede generar un descuadre en su bolsillo.

3.  Juan Valdez :
Si, dentro de mi ruta del café está Juan Valdez, pero, hay un motivo.
En esta localidad usted dispone de 3 Juan Valdez y un Diletto.

Juan Valdez Bicentenario: Este queda en toda la esquina de la cuarta con jimenez… Oh bueno cerca, está diagonal al Continental, la verdad no es difícil de identificar.
Juan Valdez Centro cultural Gabriel García Márquez: Creo que no es necesaria la indicación para llegar, pero para curarme en salud, está ubicado en la calle 11 con carrera 5°, abajo de la BLAA.
Juan Valdez de la Salle: Ubicado frente a la Universidad de la Salle en la calle 11 con carrera 2°.

Por qué en la ruta, porque son los que mejor servicio ofrecen de todos. Usted no recibirá el mismo trato en estos café como si fuera al Juan Valdez que queda al lado de la Universidad Piloto. Pareciendo resentida, me atrevo a decir que en estos tres lo tratan como persona y no como una billetera para pasar presupuesto. Téngalo en cuenta. Este mismo servicio lo encuentra en la zona norte de la ciudad, diga usted en el parque de la 93 o en Av Chile. Pero la descripción de estos será para otro post.

No entraré en detalle en cuanto a los productos que ofertan ya que ellos hablan por si solos. Mi recomendado de acá: Affogato.

4. Duo Café o antiguo Café del sol:
El café de aquí es sencillamente delicioso, el servicio es adorable, aunque de vez en vez hay un meser@ que lo puede atender con cara de puño, pero aún así no le quita del todo el encanto al café. Manejan una molienda de café que desconozco, pero que al gusto es maravillosa, es muy rica, sin necesidad de usar tanto adjetivo, vale la pena.
Lo más genial de este sitio es la malteada de café, es casi orgásmica, debería probarla si va alguna vez. Lo que tal vez le quita puntos además de este personaje con cara de limón, esq no tiene zona de fumadores y la música a veces es de emisora, lo cual, en lo que a mi concierne no es muy atractivo. Este queda ubicado en la calle 12c con carrera 3°, es fácil de identiicar, no hay pierde.

5. Café de los locos:
Este café es acogedor, tiene en su haber estatuas enormes -para mi lo son- de los locos de Bogotá. Si usted desconoce las leyendas e historias de los personajes de la capital, pásese por los acases que por lo menos tendrá de que hablar en una conversación o en una cita.

Este café tiene zona de fumadores y el café es preciso para acompañar un cigarrillo. El servicio es amable y de alguna forma sin ser meloso es cariñoso. No es caro, es de fácil acceso a su bolsillo o salario de estudiante Mi recomendado, el café americano o tinto.

6. CAFÉ PARA DOS:

Han de estar hartos de leer a este café, pero, él es el culpable, es lo mejor que puede tener la candelaria. Queda ubicado en la esquina de la calle 12c con carrera 3° bajando por el callejón del chorro de Quevedo.

Ya lo he descrito, y la verdad no quiero ahondar mucho en él, porque quiero que ustedes mis queridos lectores se atrevan y tomen el riesgo de conocerlo, son 2 pisos amplios donde usted puede disfrutar desde un americano hasta una cena romántica con su amor. Además tiene zona de fumadores y ofrece “servicio de Narguile” en escencias diversas… Es un ambiente bohemio, sin TV, con buena música, sin distractores de conversación, y si va solo, qué importa, ni lo notará porque puede pasar un tiempo agradable allí. Ofrece desde cafeses en diversas preparaciones, hasta bebidas frías heladas para este clima capitalino, y una pequeña variedad de comidas que se ajustan con el paladar más exigente. Si pudiera saco mi mano por la pantalla y lo llevo de una oreja hasta allí, porque enserio es genial.

 

Hasta otro post y buena vibra.

Nota: si usted conoce algún otro café que considere bueno y que valga la pena ir, comente que muy pronto iré a visitarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: