Pensamiento al aire

A diario observo mentes criminales… Mentes que maquinan cómo salir de una cárcel. Si, una cárcel. Pero q tipo de cárcel?… Una cárcel llena de reglas absurdas, un sistema que frena, que cohíbe, que amansa. Una cárcel que venda los ojos de la razón y amarra las manos del alma. Es una cárcel que “educa” y entrena para que todo aquél que pise dentro de ella pase sus sueños y anhelos a un segundo plano… Allí no se permite un pensamiento libre, a cambio de ello forman los ideales llenos de esquinas, sin salida alguna. Un cuadro. No existe color, no hay movimiento, sólo un marcador que rechina con el acrílico. El error es el delito, tratar de remediarlo es una condena a la silla. Las notas son el látigo que, según los carcelarios, forjan el carácter. Etiquetar al criminal con un valor sin sentido. Dar un número a lo que se es como sujeto.
Si, son criminales, qué tipo?… Son de esos que no gustan ir con las normativas que viven de romper las reglas, otros son un poco libertinos pero con un poco de sentido común en su haber y hay algunos que no fueron muy suertudos y tienen más de una vida, no se limitan a la Academia, son padres, madres, hijos a cargo de otros hijos, son trabajadores, son chicos sin orientación.
Esos son los criminales que veo todos los días durante 5 horas. Llegan a esta cárcel porque no se adaptaron en las anteriores. Están en una búsqueda constante de su lugar en el mundo, no quieren conformarse con lo que un grupo de personas les ofrece. Tienen sed de conocimiento y hambre de respeto y amor. No ese amor que implica un te quiero o ese amor que trata de sexo. Es ese amor que les dice que no están solos, que alguien tiene una pequeña esperanza en ellos, que los ve como seres humanos capaces de dar algo más que “problemas”. Esos son los criminales que me enseñan y demuestran a diario que la educación va más allá de un plan de estudios o una prueba de saberes. Me han hecho ver que el papel docente es ser un guía, un líder un amigo que les dirá cuáles son los caminos a seguir según un criterio, que los motiva y que no los marca como vacas directo al matadero, sino que les abre la cabeza a las posibilidades que tiene el mundo para todos nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: