Las canciones que generaban dudas en Anastasia…

“Nena 19 son tus años
y tu colección,
tienes tantos novios
como novias ha tenido dios…
…Nena yo no fui
el que te mandó a matar,
lo entendiste mal
no te quise lastimar…
…Pues nena lo entendiste mal
yo no quise matar lo nuestro…”

Si Anastasia, esa es la canción que me confirmó aquel enamoramiento, que vio cómo se cultivaba poco a poco en mi, pero también vio cómo, por arte de magia, quedó congelado casi muerto, tanto así que esa misma canción lo logró revivir… y cuando dejó de sonar, simplemente ese enamoramiento se fue para nunca más volver, sólo dejó un recuerdo que de vez en cuando quema y duele, y otras que ni se siente pero de cierto modo busca hacer acto de presencia.

“Que se quede el infinito sin estrellas
o que pierda el ancho mar su inmensidad
pero el negro de tus ojos que no muera
y el canela de tu piel se quede igual.

Si perdiera el arcoiris su belleza
y las flores su perfume y su color
no sería tan inmensa mi tristeza
como aquella de quedarme sin tu amor…”

Sé que puedes pensar que es un poco inapropiada la canción en cuanto a género y diferencia generacional… Pero, Anastasia, ¿no has sentido tu alguna vez la necesidad de recurrir a esas pequeñas cosas, detalles sencillos, viejos y tal vez obsoletos, pero que de cierto modo te resultan funcionales, y más si hacen exactamente lo que deseas…?

Pues esto me sucede con la música, encuentro en ella la forma para describir lo que siento y pienso con la claridad del caso, y esta canción, cumple mi cometido, que es darle a entender a una persona cuán importante es para mi, y como su amor, sin necesidad de ser fatalista, prohibido o clandestino, me demuestra que hay algo un poco más allá de la superficialidad del mundo y que no es necesario un solo escenario para explorar lo que este ciego y loco sentimiento pone en la mesa para nosotros.

 

Anastasia, debo confesarte algo:

Me he enamorado Anastasia, me he enamorado, y me enamoré de forma inesperada… Anastasia, esta vez no fue un cliente, no fue una vieja amistad. Mis mallas y peluca no fueron impedimento, y mucho menos mi pasado, Anastasia no se han fijado en mi hoja de vida… Se han fijado en mi ser, en mi actuar, en mi esencia…

Anastasia me he enamorado, y en otro post te contaré a detalle…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: