La estupidez en una cafetería…

Como es habitual en mis tardes, me tomo un tinto y me fumo uno que otro cigarrillo… a veces leo un poco, dibujo un rato, veo la gente pasar, o simplemente escucho a las personas que están a mi al rededor. Claro que si estoy en compañía, me limito a mi compañía…

Pero hoy solo gozaba de mi soledad y mi tinto.

Donde me encontraba llenando las venas de cafeína y nicotina, había un grupo de mujeres de diferentes edades, discutiendo de unos temas tan, pero tan controversiales, importantes y llenos de enigma que me he podido quedar anonadada.

Es que no hay como hablar de sexo, ropa, tipos, buenas farras y obvio cómo educar a los hijos.

No se si estoy hablando de forma errónea, pero, hablar de estas cosas de una forma tan peyorativa como lo hacían ellas y seguramente la mayoría de las personas, es el motivo por el cual los tildan de “personas sin criterio”, que en su vida han cogido un verraco libro al derecho, y su entretenimiento más “intelectual” es leer las frases célebres que salen en las redes sociales.

¿ A caso se puede hablar de estas temáticas de manera profunda y con sentido, más allá del morbo social? Pues claro que se puede. No digo que haya necesidad de hablar como si se estuviese en la academia, pero si se recurren a estos temas como ejes de una conversación, se pueden trabajar diferentes ángulos, no solo limitarse a los típicos juicios de valor, como buen polvo o mal polvo, o es que en el colegio nunca le pidieron explicar su respuesta.

Si bien es cierto, hasta en estos líos existenciales de la tarde existe la necesidad argumentar un poco lo que se dice, y no pasar por alto apuntes que posiblemente le den un giro a la charla y logre mantenerla…

…Aunque siendo un poco rabona, que se puede esperar de una manada de descerebrados que ven programas de chismes como cultura general, y leen el horóscopo del periódico y lo consideran literatura.

Fue deprimente estar como un fantasma en esa conversación, pero a la vez fue divertido en mi cabeza, ver cómo su única preocupación era llegar a los 30 sin una propuesta de matrimonio.

Nota: Mis queridísimos lectores, espero diculpen que no publique tan seguido… you know!

Buena vibra y hasta otro Post!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: