Algo más de esta “nueva” era

Si bien los nuevos tiempos nos ha facilitado la vida, también nos ha traído una que otra complicación.

 

Nos hemos vuelto adictos a la tecnología, tal al punto de depender de un celular para realizar la mayoría de nuestras actividades. No digo que la tecnología sea mala, pero hemos dejado de hacer casi todo por si mismos. Se han perdido las “buenas costumbres”, como escribir una carta, salir al parque sin tomarse “selfies” o caminar y escuchar el mundo que nos rodea.

Y así como se ha ido perdiendo esto poco a poco, van aflorando nuevos hábitos.

En el caso de las mujeres, hemos conseguido ser reconocidas como seres igual de capaces que los hombres.

Sin embargo, hemos llegado a ridiculizar esta igualdad; por ello nos han puesto seudónimos como “feminazis”.

No pretendo criticar a las feministas, pero si quiero dejar en claro que el hecho de querer volverse una dama por conveniencia deja mucho por decir.

Cómo así. Hay mujeres que por conveniencia dejan de ser iguales a los hombres y se ponen en su papel de víctima para por ejemplo: no pagar la cuenta cuando sale con su pareja; sentarse en el transporte público porque ajá; discutir porque un hombre se ha quedado observándola; y así varias situaciones.

Y resulta un poco controversial -por eso digo que son convenientes- porque son esas mismas mujeres que luchan por unos derechos de igualdad, que morbosean a un tipo por la calle, o que son incapaces de darle el asiento a un sujeto que esté igual o peor de cansado a ella.

Si bien el feminismo nos ha otorgado una serie No es lo mismo mujer que feminazi, claro... - ¿Quién las entiende?de beneficios al gremio, también se ha encargado de tergiversar la “lucha” y nos han puesto en ridículo a las mujeres.

Lo han tergiversado al punto de lo absurdo, que es pecado haber nacido con un pene.

No defiendo las conductas bestiales de algunos hombres para con el gremio femenino, pero, tampoco estoy de acuerdo con culparlos por todo lo malo que nos pueda llegar a suceder.

Insisto en la ridiculez del asunto, que va a llegar el momento en la que van a culpar al gremio masculino por el hecho de menstruar o de tener que parir.

Si, así de ridículo suena el discurso de las feministas de ahora.

Se cagaron la revolución femenina, y gracias a ello, muchas mujeres ahora somos motivo de mofa, gracias feministas.

 

 

Hasta otro post y buena vibra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: